inicio
acerca de nosotros
citas
anotomia diagnostico
enferedades y tratimiento
testimonias y recursos
escoliosis
 

 Órtesis Vertebrales

¿Por Qué Debo Utilizar una Órtesis?
Cuando usted nos visite para recibir tratamiento, es posible que le recomendemos que use una órtesis para el cuello o la espalda. A algunos pacientes las órtesis les parecen incómodas, pero cumplen una función muy importante. Las órtesis se usan para movilizar y dar soporte a la columna. En ocasiones también se les usa para corregir las deformidades de la columna. Este artículo ofrece un panorama completo sobre el propósito y uso correcto de las órtesis, para que usted entienda el valor que tienen para su curación.

¿Qué son las órtesis?

Las órtesis son dispositivos externos que sustentan las estructuras musculares y óseas de la columna.

En el pasado, a muchos pacientes con trastornos de la columna se les exigía usar órtesis de yeso pesadas. Afortunadamente, en la actualidad los pacientes que necesitan usar órtesis se benefician de las de plástico, que son más ligeras, y que han sido diseñadas teniendo presente la comodidad del paciente.

Las órtesis pueden clasificarse en rígidas o suaves. Las órtesis rígidas se usan para restringir el movimiento, mientras que las suaves, de tipo elástico, proporcionan soporte muscular y al mismo tiempo permiten el movimiento.

Las órtesis usadas comúnmente incluyen el corset lumbar suave, el corset lumbar rígido y la órtesis toracolumbosacra (TLSO, por sus siglas en inglés), y el collarín cervical.

El corset lumbar suave

El corset lumbar suave se usa primordialmente para dar soporte a los músculos de la espalda baja. El corset lumbar está indicado para las personas con artritis extensa o leve inestabilidad de la columna lumbar. Muchas veces el soporte muscular adicional ofrece alivio a la espalda baja del paciente. El corset también puede actuar como recordatorio de que hay que evitar el movimiento excesivo de la espalda baja y puede ayudar a fomentar una mecánica corporal adecuada, como la buena postura.

Con frecuencia nuestros pacientes se preocupan porque temen que el uso excesivo de este tipo de corset pueda debilitar los músculos lumbares. Si usted usa el corset constantemente, muy probablemente ocurriría esto. Por esta razón los especialistas de nuestro grupo no recomiendan el uso continuo, diario, del corset lumbar. Más bien sugerimos que se use en la modalidad de uso “específico para ciertas tareas”. Usted debe usar la órtesis cuando realice actividades que representan un riesgo para su columna. Una vez terminada esa actividad “riesgosa”, debe quitarse la órtesis.

El uso de ese tipo de órtesis debe hacerse junto con un programa de ejercicios para el fortalecimiento lumbar. Idealmente, el programa de ejercicios para el fortalecimiento lumbar aumentará la fuerza muscular, lo que hará que la órtesis sea innecesaria. Desafortunadamente, el efecto de este tipo de programas se advierte después de muchos meses. La órtesis puede ayudar a sustentar la columna hasta que la fuerza muscular pueda hacerlo.

El corset lumbar también se usa después de la mayoría de las cirugías de columna para proporcionar un sustento adicional a la espalda baja, lo que evita que los músculos se fatiguen rápidamente durante el proceso de recuperación. La órtesis también ofrece ese recordatorio amable de que hay que limitar las actividades y el movimiento para que pueda ocurrir la consolidación. El propósito de la órtesis no es la inmovilización completa. En consecuencia, usted debe tener la libertad de utilizar el corset lumbar cuando le ayude, y quitárselo cuando ya no le sirva. Para la mayoría de los pacientes la órtesis será bastante útil las primeras seis semanas posteriores a la cirugía y se usa cada vez menos después de este período. Recomendamos que, inicialmente, utilice la órtesis cada vez que permanezca fuera de la cama durante más de 15 minutos. Puede empezar a dejar de usarla en el momento en que esté listo para ello.

La órtesis lumbar rígida o TLSO

La órtesis rígida se usa cuando, a pesar de la corrección quirúrgica (o en vez de una corrección quirúrgica), no se ha logrado una estabilidad total de la columna. Por ejemplo, algunos tipos de fracturas vertebrales se pueden manejar sin cirugía. Este tipo de fractura tiene su propia estabilidad inherente. La órtesis ofrece una inmovilización adicional, misma que debería permitir la consolidación inocua de la fractura con un riesgo mínimo de lesiones adicionales. En estas circunstancias, la órtesis debe usarse durante aproximadamente 3 meses cada vez que el paciente salga de su cama.

Es posible que, después de someterse a complejas cirugías de columna, y a pesar del uso de fijación interna, la columna no quede estabilizada satisfactoriamente. La razón de esto puede estar relacionada con la severidad de la inestabilidad, la deficiente calidad ósea, la localización de la cirugía, o la naturaleza de la deformidad. En esta situación puede ser necesaria una órtesis rígida. Una vez más, aquí la órtesis se usa específicamente para fines de inmovilización y soporte. Debe usarse cada vez que el paciente permanezca fuera de su cama durante más de 10 minutos. Esta órtesis se usará durante aproximadamente tres meses después de la cirugía. Su cirujano le dirá si necesita este tipo de órtesis.

Las órtesis rígidas también se usan para la corrección de la escoliosis en el adolescente en crecimiento. Estas órtesis son de naturaleza muy específica y se usan hasta que el adolescente ha terminado de crecer (usualmente hasta los 16 años aproximadamente). El uso de una órtesis no siempre controla la curvatura de la escoliosis, De hecho, en la escoliosis muy agresiva la curvatura puede continuar progresando a pesar de la órtesis. Bajo estas circunstancias, a la larga podría ser necesaria la cirugía para corregir la escoliosis, a pesar de muchos años de uso de la órtesis. No obstante, lo ideal es que la órtesis evite la necesidad de cirugía.

La órtesis para escoliosis es una órtesis rígida de plástico y debe usarse durante 18 de las 24 horas del día. Es necesario hacer ajustes a la órtesis constantemente, para maximizar la corrección de la escoliosis. Si usted tiene que usar una órtesis para tratar la escoliosis del adolescente, tendrá que venir a la clínica cada tres meses.

En raras circunstancias se necesitan órtesis muy restrictivas que utilizan extensiones hasta los muslos para controlar la pelvis. Este tipo de órtesis se usan para tratar situaciones muy específicas, como la del paciente sometido a una fusión vertebral, y cuya calidad ósea es cuestionable. Estos pacientes tienen un riesgo singular. En estos casos la situación se comentará abiertamente con usted.

El collarín cervical
Es posible que haya que usar un collarín cervical después de una lesión o cirugía cervical. Los collarines cervicales pueden ser suaves o duros. El collarín suave se usa de manera similar al corset lumbar. También se le usa durante alrededor de seis semanas después de una cirugía cervical. El collarín rígido se usa en casos de inestabilidades o lesiones más severas, y puede ser necesario usarlo durante más tiempo.

Ejemplos de órtesis

Órtesis axilar modelo Boston modificada, usada por la mayoría de los pacientes con escoliosis idiopática

Modificación de la órtesis axilar para permitir la corrección de la cifosis o la escoliosis de la columna torácica alta

Conclusión
Las órtesis pueden ser un componente esencial del tratamiento exitoso de su trastorno de la columna. Aunque las órtesis pueden requerir la restricción de algunas actividades o la adopción de hábitos diferentes, el soporte que ofrecen las órtesis acelerará su proceso de cicatrización y puede evitar lesiones adicionales. En Scoliosis Associates, la Dra. Murthy es una especialista en órtesis con amplia experiencia, con quien usted puede comentar sus necesidades y cualesquiera dudas que tenga sobre las órtesis.

English
English

Links Relacionados


Cómo Usar Su Nueva Órtesis

 
Scoliosis Associates 2nd Avenue New York City email

 

international medical consulting