inicio
acerca de nosotros
citas
anotomia diagnostico
enferedades y tratimiento
testimonias y recursos
escoliosis
 

 Panorama General de la Escoliosis del Adulto

La escoliosis del adulto se refiere a cualquier caso de escoliosis que se presenta en una persona mayor de dieciocho años. Las personas con escoliosis del adulto han alcanzado la madurez esquelética y tienen diferencias claras en términos de su presentación al solicitar tratamiento, así como de las opciones de tratamiento, comparadas con sus contrapartes pediátricas. La escoliosis del adulto abarca un amplio grupo de personas con causas variables de su deformidad vertebral. Estas incluyen la escoliosis idiopática, que inicia durante la infancia pero se presenta con dolor y una deformidad más severa en el adulto. Otras causas incluyen las anomalías congénitas que ocurren in utero, la escoliosis degenerativa ocasionada por la degeneración discal, la escoliosis post-traumática (que ocurre como consecuencia de las fracturas vertebrales), y la escoliosis neuromuscular, que se ve comúnmente en los pacientes con polio, distrofias musculares, y otros trastornos neuromusculares.

El adulto difiere del paciente pediátrico en que la curvatura tiende a estar asociada con dolor de espalda, que muchas veces es la principal molestia al momento de la presentación. La curvatura en el adulto también tiende a ser severa y con frecuencia es progresiva. Asimismo, la curvatura del adulto tiende a ser muy rígida, lo cual representa dificultades del tratamiento para el cirujano. Muchas veces las etapas avanzadas de la degeneración discal están asociadas con la escoliosis del adulto. Esta puede ser la razón primordial del dolor de espalda en muchos pacientes. Pueden presentarse déficits neurológicos resultantes de nervios pellizcados como consecuencia de hernias discales y cambios artríticos. Es común que los pacientes al final de la edad madura y mayores tengan problemas de osteopenia (baja densidad ósea) u osteoporosis. Estos problemas son importantes en el tratmiento del paciente con escoliosis del adulto.

El tratamiento para la mayoría de las personas con escoliosis del adulto es no-quirúrgico. Después de una exhaustiva evaluación del paciente, el cirujano puede determinar el origen del dolor del paciente y dirigir el esquema del tratamiento no-quirúrgico a los problemas específicos. Muchas veces el ejercicio y acondicionamiento constituyen el pilar del tratamiento no-quirúrgico y ayudan al paciente a mantener su nivel funcional y de energía y a controlar el dolor de espalda. Esto se combina con la terapia física y el uso prudente de medicamentos antiinflamatorios no-esteroideos, como ibuprofeno (Motrin) en muchos pacientes. El bloqueo de raíces nerviosas o las inyecciones epidurales de esteroides pueden ayudar a aliviar el dolor de piernas ocasionado por el pellizcamiento de nervios en la columna lumbar (espalda baja). Las órtesis rara vez se usan en el paciente adulto, pero pueden estar indicadas para un paciente anciano que no es candidato a cirugía, en un intento por hacerlo sentir más cómodo. Desafortunadamente las órtesis no siempre son bien toleradas por los pacientes ancianos. Evitamos el uso de órtesis en pacientes de edad madura para minimizar el problema de desacondicionamiento físico asociado con ellas. La osteoporosis y la osteopenia se tratan con modificaciones apropiadas de la alimentación, que incluyen los suplementos de calcio y vitamina D, así como con ejercicio (consulte la sección en recursos de los pacientes para la osteoporosis).

La cirugía está indicada en los pacientes cuyas curvaturas han empeorado con el tiempo, y se asocian con un dolor que no responde al tratamiento no-quirúrgico, o con déficits neurológicos. Otra indicación de la cirugía son las deformidades vertebrales severas inaceptables con grados variables de síntomas. Las contraindicaciones de la cirugía se aplican a los pacientes ancianos que no están lo suficientemente sanos para someterse a esa cirugía o que tienen osteoporosis severa que los convierte en malos candidatos para una intervención quirúrgica. La cirugía en el paciente adulto puede realizarse a través de un abordaje posterior (en la espalda), un abordaje combinado anterior y posterior, o por medio de un abordaje sólo anterior, para la escoliosis lumbar o toracolumbar. Muchas veces se hacen osteotomías extensas (cortando el hueso) en las deformidades rígidas, o resecciones vertebrales en que se quitan vértebras completas en las deformidades más severas, con el fin de realinear la columna de la manera más segura posible. En ocasiones los discos de la región lumbar baja tienen degeneración severa, lo que exige que la fusión se extienda hacia abajo hasta el sacro. Lograr una fusión hasta el sacro puede ser difícil y muchas veces hace necesaria la cirugía anterior – posterior. Puede ser necesaria la fijación pélvica para proporcionar una óptima fuerza de retención.

La duración de la recuperación después de la cirugía para escoliosis del adulto es variable, dependiendo de la naturaleza de la deformidad preoperatoriamente, la extensión de la cirugía requerida, y la edad del paciente. Los pacientes pueden reanudar todas sus actividades desde los tres meses posteriores a la cirugía, o cuando mucho de seis a nueve meses después del procedimiento. Muchas veces es benéfico para los pacientes permanecer internados un tiempo en un centro de rehabilitación, después de la hospitalización inicial.

Hemos encontrado que los pacientes adultos sometidos a cirugía para la escoliosis están entre nuestros pacientes más contentos, debido a que su dolor mejora considerablemente o se alivia, su deformidad se corrige y pueden volver a tener un estilo de vida activo.

Nos dará mucho gusto comentar con usted su problema individual en el consultorio.

Ejemplo de Caso #1

  

Este paciente de 26 años tenía una curvatura torácica dolorosa de 82°. Se le trató con liberación torácica (extirpación del disco) y fusión posterior con instrumentación, procedimiento que se tradujo en una excelente corrección balanceada y alivio del dolor.

Ejemplo de Caso #2

 

 

Esta paciente femenina de 51 años que practica triatlón y es maestra universitaria de higiene dental tenía una curvatura lumbar progresiva que la discapacitaba cada vez más. Se le trató con cirugía combinada anterior y posterior, que incluyó osteotomías para restablecer el balance de la columna y mejorar su dolor y la función. La paciente regresó a su trabajo y actividades recreativas unos meses después de la cirugía. Ha podido andar hasta cien millas en bicicleta y también ha vuelto a esquiar. El Dr. Lonner le ha aconsejado no continuar corriendo.

Ejemplo de Caso #3

Esta anciana de 77 años tenía escoliosis y cifosis severas asociadas con dolor de espalda intenso. Se le trató con cirugía combinada anterior y posterior, que incluyó fijación a la pelvis. Evolucionó muy bien y está muy satisfecha. Hay que advertir que algunos pacientes de esta categoría de edades pueden no tener la salud suficiente como para aguantar una cirugía tan extensa.

English
English

Links Relacionados


Escoliosis Degenerativa del Adulto
Escoliosis Idiopática del Adolescente

 
Scoliosis Associates 2nd Avenue New York City email

 

international medical consulting