inicio
acerca de nosotros
citas
anotomia diagnostico
enferedades y tratimiento
testimonias y recursos
escoliosis
 

 Resonancia Magnética

Los profesionales de la salud tomamos extremadamente en serio el proceso de diagnóstico de nuestros pacientes, debido a que el éxito del tratamiento de una enfermedad de la columna vertebral siempre se basa en el diagnóstico correcto. Una de las herramientas de diagnóstico que utilizamos es la resonancia magnética (MRI, por sus siglas en inglés), la cual nos puede ayudar a identificar varias de las patologías de la columna vertebral, que incluyen las infecciones, la compresión de nervios, la hernia de disco, la compresión de la médula espinal, el dolor de espalda baja y el cuello, y los tumores.

¿Qué es la Resonancia Magnética?
Hoy en día, la resonancia magnética es la “norma de oro” de la imagenología. La resonancia magnética combina la tecnología de la computación, un campo magnético y ondas de radio para producir una imagen bidimensional de un “corte” de la anatomía del paciente. Este procedimiento no expone al paciente a radiaciones y las ondas de radio son inofensivas.

A diferencia de los barridos de la Tomografía Computada y las imágenes de rayos X, la resonancia magnética produce imágenes altamente detalladas que son aptas para la identificación de patologías de los tejidos blandos. Otra ventaja de la resonancia magnética es que puede producir imágenes de diferentes planos anatómicos, por lo que hace posible el estudio de la anatomía desde diferentes ángulos.

Plano Anatómico Descripción
Plano Coronal (Plano Frontal) Divide el cuerpo verticalmente desde la cabeza hasta los dedos del pie en mitades anterior y posterior.
Plano Sagital (Plano Lateral) Divide el cuerpo verticalmente desde la cabeza hasta los dedos del pie en lados izquierdo y derecho.
Plano Axial (Plano Transversal) Divide el cuerpo horizontalmente por la línea de la cintura, esto es, en las mitades superior e inferior del cuerpo.


El equipo de Resonancia Magnética
Al inicio del proceso el paciente deberá acostarse sobre una mesa acojinada, motorizada que se desliza hacia dentro y fuera del “tubo” de la resonancia magnética. Una vez dentro del tubo, el paciente está rodeado por tres potentes imanes. Algunas máquinas de resonancia magnética más recientes están “abiertas” en ambos extremos. El explorador abierto es de gran beneficio para los pacientes que refieren claustrofobia, aunque algunas veces la calidad de las imágenes producidas no es tan buena como la de las imágenes generadas por un equipo de resonancia magnética “tradicional”.

El técnico opera la máquina de resonancia magnética desde un salón adyacente al área de pacientes; ambos sitios están separados por un ventanal. El técnico puede ver al paciente y comunicarse con él durante todo el procedimiento. La operación del equipo desde un área separada es necesaria para proteger la computadora de las potentes fuerzas magnéticas.

Preparación Antes de la Prueba
El equipo de resonancia magnética y el proceso de exploración pueden intimidar a algunos pacientes. En nuestra práctica estamos conscientes de estas inquietudes y tomamos todas las medidas necesarias para asegurar su comodidad.

La resonancia magnética no requiere ninguna preparación física especial. El paciente no necesita restringir los alimentos o líquidos que ingiere antes de la prueba, a menos que se vaya a usar un medio de contraste. En este caso el paciente recibirá instrucciones individualizadas sobre lo que debe hacer antes de la prueba.

Antes de la prueba se le pedirá al paciente que se quite las alhajas y otros objetos metálicos que traiga y que se ponga una bata médica.

Algunos pacientes no son candidatos a la resonancia magnética. Las restricciones incluyen:

  • Marcapasos
  • Clips para aneurisma
  • Ciertos implantes metálicos ortopédicos y dentales, incluidos algunos implantes de acero inoxidable en la columna
  • Que sean físicamente muy grandes
  • Embarazo (se desconocen los riesgos para el feto)

Durante el Procedimiento
El ruido que produce la máquina de resonancia magnética durante la prueba es significativo. Con frecuencia a los pacientes se les ofrecen audífonos para escuchar música durante el procedimiento.

El paciente se puede comunicar con el técnico. Durante el procedimiento, es posible que un acompañante se siente cerca del paciente para su tranquilidad.

Durante la prueba, el paciente deberá permanecer tan quieto como le sea posible. La duración de la prueba varía de 30 minutos a una hora.

Conclusión
Una resonancia magnética puede ser un paso importante para el diagnóstico de la patología de su columna vertebral. Nuestros técnicos están capacitados y se preocupan por las personas, con el deseo de hacer que su prueba sea tan exitosa y cómoda como sea posible. Nuestro personal médico responderá con gusto cualquier pregunta que usted tenga antes de su resonancia magnética.

English
English

Links Relacionados


Mielografía Tomográfica
Tomografía Computada

 
Scoliosis Associates 2nd Avenue New York City email

 

international medical consulting